Caja básica Black Reach WH40K

caja basica wh40k black reach

Mi objetivo principal era, y continúa siendo, volver a crear mí desaparecida fuerza de caballeros grises pero al hacer cuentas descubrí que me salía más barato adquirir la caja de inicio por el dreadnought, el manual, las reglas y los dados que comprarlos por separado.

Así pues, contando que no usaría las miniaturas de la caja puesto que solo la necesito para esas cuatro cosas, me hice con un ejemplar y me dedique a destriparlo para ver su contenido.

A primera vista poco tiene que ver con mi anterior edición de Warhammer 40.000. Las figuras siguen siendo plástico duro pero ahora hay una mayor variedad de posturas, incluso creo que tienen más detalles que los que compre hace ya una década o más, siempre lo estoy comparando con otra caja de inicio que tuve en su día. Los orcos es la primera vez que los veo y tienen muy buena pinta.

El manual es una versión reducida del libro completo, carece de los trasfondos ni de muchas otras cosas. Eso sí, contiene toda la parte de reglas y normas del juego. También viene una guía de inicio rápido que repasa el contenido de la caja y da las explicaciones de cómo hacer las primeras partidas y el escenario que da nombre a la caja. En dos páginas explican como pintar las figuras de la caja. También existe una introducción a ambas fuerzas así como indicaciones para expandirlas.

En definitiva: La caja está bastante bien, por ese precio es obvio que no conseguiréis tantas miniaturas de Games Workshop. Si bien con las suministradas no tenéis una fuerza “legal”. Es decir las miniaturas suministradas no cumplen los requisitos para jugar fuera del escenario incluido, es más, las fuerzas están desigualadas, los orcos tienen 135 puntos menos que los marines.

lataz azezinaz orkoz 40kPara que ambas fuerzas fuesen legales deberían tener una tropa de línea más cada una. La desigualdad de los marines y los orcos se podría suplir con 3 Lataz azezinaz para los orcos o con otra unidad completa de Guerreroz.

Para finalizar, una buena opción para iniciarse en el hobby y en el juego, un punto de partida para hacerse un ejército como dios manda de cualquiera de las fuerzas representadas y poco mas. En mi caso una decepción puesto que no puedo aprovechar el Dreadnought, el libro es un “minilibro” y el resto lo usaré para jugar en el camping con los amigos al escenario incluido y a otros que nos inventemos. O sea que me voy a pasar una temporada pintando “Pitufos” y “Pieles Verdes”, pero como no me gustan las desigualdades ya he pedido una caja de “Lataz Azezinaz”  que hace que las dos tropas tengan más o menos los mismos puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *