Arcane Legions para niños

partida de arcane legions

Aprovechando la hora de mas y el aburrimiento de los niños he desplegado mi mesa plegable y he sacado del ostracismo el Arcane Legions que pasó sin pena ni gloria por este mundillo (duró un cortado y poco más)
Dada la sencillez del juego es algo ideal para crios y jugadores no habituales.

Arcane Legions fue un juego, ya desaparecido el pobre, de miniaturas de plastico en escala 20mm, de plastico mas bien malucho, con un reglamento mas bien sencillote y poca chicha detras, aunque el juego en si, sin pretensiones ni alardes, es divertido y rápido.

Así que he aprovechado el aburrimiento infantil y les he montado un partida.

La nena lleva el egercito grecoegipcio y los niños se apañan con el romano.

Como siempre el ímpetu de los nuevos jugadores prima sobre la táctica y se lanzan de bruces, en plan orko, ejercito contra ejercito.

jugando a arcane legions
La escabechina se masca en el ambiente.
Los egipcios se lanzan en tromba hacia delante y se quedan a rango de los romanos, quienes en su ronda hacen la apisonadora y se empiezan a cobrar las primeras victimas entre los hostigadores a caballo mercenarios.
Los egipcios, con un nuevo mando en ayuda de la faraona, recomponen sus lineas e intensifican la masacre gracias a sus arqueros, permitiendo cargar a varias unidades, hoplitas y caballeria de choque mercenaria, que debilitan la primera linea romana,
Ante tal reguero de sangre el rodillo romano sigue hacia delante intentando elimianr todo lo que se mueve, pero los egipcios aguantan el primer envite y se disponen a contraatacar.
Pese a las bajas sufridas las unidades grecoegipcias retoman el contro, y destruyen 3 unidades romanas. Sin embargo saben que el proximo ataque romano será definitivo para la partida al no haber conseguido eliminar mas de la mitad de las unidades contrarias.
Los romanos se desquitan eliminando el flanco egipcio y ganando la partida.

En fin. Pese a que este juego esta desaparecido sigue siendo un buen juego para no iniciados, ademas de económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *