¿Alguna vez has tenido en tus manos un billete de 500€?

¿Si?

Pues olvida esa sensación de tener 83.000 pesetas en tu mano en un simple papel (siempre que no sea un talón o un pagaré)

El billete de 500 € desaparece, teóricamente para evitar el dinero negro y los fraudes.

Pero la verdad es que dicho billete nunca ha tenido gran aceptación entre la gente de a pie.
Era casi imposible ir con un billete de estos y que alguien te lo cambiara. Ni tiendas, ni bares, ni grandes superficies, ni gasolineras.

Tal y como salieron los billetes “grandes” la mayoría de comercios empezaron a colgar cartelitos que limitaban a 100€ el cambio. Ni de 200€ ni de 500€.

La única opción era ingresarlo o ir al banco a que lo cambiaran por billetes mas pequeños.

No sé si finalmente esta medida servirá para luchar contra el dinero B, el fraude y la corrupción. Pero lo cierto es que a la gran mayoría de ciudadanos la medida no les afectará lo más mínimo.

Y si aún tienes alguno bajo el colchón o en el tarro de las galletas, no te preocupes: siguen siendo de curso legal, pero ya no imprimirán más y empezarán a retirar los que lleguen a los bancos.